2 Corintios 3:17

2 Corintios 3:17

Donde está el Espíritu del Señor

Pablo afirma que donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Para entender tal afirmación, es necesario leer lo que precede al texto mencionado. En el contexto, el apóstol habla de aquellos que se convierten al Señor, para a continuación afirmar lo que estos experimentan cuando se convierten.

El Espíritu del Señor viene a morar en el corazón de todo aquel que se convierte, de ahí la afirmación de Pablo. La morada del Espíritu de Dios en la vida del que se convierte, lo constituye en templo, como esta escrito, «¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?»; 1 Corintios 3:16. Esto es algo de lo que algunos no son conscientes.

Una vez que el Espíritu del Señor mora en el corazón del que se convierte, se produce el mayor acto y experiencia de libertad. El pecado que durante tanto tiempo a reinado, abandona el corazón que ha esclavizado, para ceder el lugar al que trae la libertad, el Espíritu Santo.

Más versículos